25 de noviembre de 2016

Para ti...


Este post es, poco menos, culpa de una gran persona, amiga, mujer y para mí un pilar insustituible en mi vida, junto a su hermana y familia. Pero hoy quiero hablar de ella porque esto le va dedicado en exclusiva, tal vez como agradecimiento o, tal vez, como forma de decirle lo mucho que la estimo y aprecio.

         Me imagino su cara al leer esto, entre atónita y sonriente, sin saber por dónde voy a salir con cualquier comentario, ¡normal!... la entiendo, sabe que me encanta soltar esas frases locas mías que no se sabe si son un piropo, un zasca antológico o una broma, a medida que lea su vergüenza irá en aumento porque es una persona humilde con un inmenso corazón dedicado a los demás, sobre todo a sus niños, como ella los llama.

       ¿Cómo la veo?...

       Como persona, insustituible, como profesional, invalorable y subestimada, como mujer, mejor callarme, aquí sí que le suben los colores hasta una gama nueva de rojo… jeje, porque guapa lo es, y un rato largo, aunque exigente como lo es consigo misma, lectora ávida e incansable, con carácter, por momentos, duro pero dulce y sensible hasta decir basta, incansable pero sabiendo disfrutar de la vida, amante de las terrazas que cambia sin problemas por tirarse al sol en playa, familiar, a más no poder, pero independiente, aquí le subiré otra vez los colores, si no, dejaría de ser yo… Pasional, sensual, y hasta por momentos, sexy pero sin perder su propia personalidad y carácter, femenina a muerte, la nena no pasa inadvertida por mas que no lo reconozca, hippie moderna, amante de las charlas, y de las opiniones ajenas, porque disfruta del aprendizaje y la enseñanza, su piel morena resaltan la calidez de sus ojos, no evita el enfrentamiento con respeto pero dejando clara su opinión sin imponerla, decidida con su toque de locura justo. Cuantos la conocen no pueden más que resaltar su entrega laboral, no se rinde y saca partido a lo mas inesperado para sacar adelante a sus niños y conseguir logros insospechados, tierna, cariñosa y romántica, cosa que ya esconde y no debiera, valora un abrazo en su medida, cálida, expresiva sin esconder su disconformidad o lo que sienta en ese momento, sincera a rabiar pero con el respeto y la educación por bandera…

Y como se decía… “Hasta aquí puedo decir”, ya se me nota demasiado mi admiración por esta grandísima profesional, incomparable persona e increíble mujer.

Solo espero, y deseo, que algún día yo llegue a conocerla más, porque enigmática es y con ello provoca el querer conocerla más…

Si, esto es para ti, para mi Juani.


Porque es imposible no quererte, no aprender de ti, no admirarte o no compartirte con un mundo lleno de personas que necesitan a alguien como tú en sus vidas.

Gracias por todo lo que me has dado y, espero, me sigas dando por muchos muchos años.


De Yimack (JJMB) Creative Commons License

Seguidores